5 consejos para asimilar el fin de las vacaciones y el inicio de la temporada laboral.

SOMOS AFORTUNADOS DE TENER UN LUGAR EN DONDE TRABAJAR. REGRESEMOS CON TODO EL ÁNIMO Y LA MEJOR ACTITUD.

Llegó el último día de las tan anheladas vacaciones. Un día que quisieras tuviera más de 24 horas.

Definitivamente el final de las vacaciones es una realidad, pero regresar a nuestro trabajo no debería ser sinónimo de tristeza o desgano. Sin embargo, si eres como yo, y te cuesta aceptar que mañana tienes que volver a levantarte temprano, aquí te dejamos 5 consejos que te ayudarán a llevar un poco mejor la temporada de regreso al trabajo.

1. Prepara tu cuerpo y tu mente para el regreso.

Tu cuerpo y tu mente se han acostumbrado en los últimos días a una rutina diferente: trasnochar, levantarse tarde, tener muchísimo tiempo de ocio, comer a deshoras, y muchas veces, comer comida un poco diferente o más pesada de lo habitual. Es por eso que el día anterior al inicio de la jornada laboral, debemos darle a nuestro cuerpo nuevas instrucciones para que entienda que a partir de mañana, tendremos cambios en nuestra rutina diaria. En mi caso, mis instrucciones de reinicio son:

  • Levantarme temprano.
  • Bañarme temprano.
  • Comer en los tiempos en que lo hago en un día normal de trabajo.
  • Hacer tareas de tu rutina diaria para mantenerte ocupado, como por ejemplo, revisar el correo o hablar por chat con compañeros del trabajo.
  • Definir cuáles son los pendientes y prioridades que debo resolver una vez regrese a mi oficina.

Además de las instrucciones que te acabo de mencionar, es importante comer de manera equilibrada durante este “día 0” (no queremos enfermarnos justo antes de regresar al trabajo), y por supuesto, acostarse temprano.

SALUDAR A TUS COMPAÑEROS DE OFICINA ES UNA MUY BUENA PRÁCTICA PARA RE-CONECTARTE CON LA RUTINA.

2. Sé agradecido y saca de ti, la mejor actitud

Ni las vacaciones son el tiempo perfecto de tu vida, ni el trabajo es la peor condena que puedas atravesar. Es cierto, disfrutaste el levantarte tarde y poder tener planes en familia, pero ya es hora de regresar a tus obligaciones. Agradece a Dios por la oportunidad que tuviste de descansar y compartir con tus seres queridos y amigos, pero también, agradécele por la bendición que tienes de poder regresar a un trabajo. No todos tenemos esta opción hoy en día.

Sonríe, saluda a todos el primer día, ponte a disposición de tu jefe, haz comentarios que edifiquen, evita el chisme; en general, evita iniciar con una mala actitud. Tu primer día de trabajo, puede marcar la tendencia de toda tu temporada laboral.

3. Inicia con una rutina no tan agresiva

Esto depende mucho de cómo tu jefe decida iniciar. Sin embargo, intenta durante el día, tomarte descansos de 15 minutos cada 2 horas. Durante estos espacios es tu oportunidad de socializar un poco. No te quedes sentado frente a tu pantalla las 8-9 horas seguidas, te sentirás además de agotado, frustrado por el cambio brusco de rutina. Tampoco es sano durar más tiempo del recomendado socializando con tus compañeros; recuerda que tanto ellos como tú, tienen obligaciones que atender.

4. Desconéctate del trabajo después de la jornada laboral

No te quedes más tiempo de lo normal en tu oficina. Recuerda que en los primeros días estas en una etapa de transición que dura entre 2 y 3 semanas. Evita al máximo continuar trabajando en casa, e intenta realizar actividades que sean de tu agrado (compartir con tu pareja o tú familia, ir al gimnasio, ir a cine, ir a la iglesia, etc.). No dejes que tus obligaciones se conviertan en tu realidad durante las 24 horas del día. Trabaja, sé realista y disfruta de los ratos libres.

INTENTA DURANTE EL DÍA, TOMARTE DESCANSOS DE 15 MINUTOS CADA 2 HORAS.

5. Olvídate por ahora de tus próximas vacaciones

Deja de pensar en cuando serán tus próximos días de descanso. Ganarse las vacaciones implica trabajar duro cada día, así que, poco a poco, retoma el ritmo y céntrate en lo importante.

Listo! Ahora a echarle muchas ganas para sacar tu trabajo, empresa o negocio adelante. Recuerda que de ti mismo depende tu éxito. Ánimo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *